Secciones

Nota Editorial
Testimonios
Teoría del PERSONALISMO
Entrevistas
Figuras del PERSONALISMO
Fundamentos de la PERSONA
PERSONA y Bioética
PERSONA y Cultura
PERSONA y Educación
PERSONA y Lenguaje
PERSONA y Psicoterapia
PERSONA y Reflexión Antropológica
PERSONA y Trascendencia
PERSONA, Política y Sociedad
Recensiones
X

“Crónica de las III Jornadas de la Asociación Española de Personalismo” (Madrid, 16 y 17 de Febrero de 2007)

Publicado en la edición número
Version PDF:
Visualizar documento
Por Juan Manuel Burgos

En el Centro Universitario Villanueva de Madrid, ha tenido lugar, los días 16 y 17 de febrero de 2007, el Foro de Filosofía Personalista correspondiente a las III Jornadas de la Asociación Española de Personalismo. Las Jornadas se presentaban como un lugar para “que los investigadores presenten y difundan los trabajos que están desarrollando así como para generar comunidades científicas sectoriales”. El espíritu de estos días de reflexión, ha sido, por tanto, dialógico y constructivo. Se pretendía efectuar, mediante la mutua interacción intelectual, una pequeña aportación a la edificación del personalismo. Cabe destacar la nutrida participación internacional con personas provenientes de Uruguay, México, Italia, Polonia, Portugal y Chile.

El pistoletazo de salida lo dio el prof. de la Universidad de Murcia, Luis Miguel Pastor, quien, mediante la ponencia Presente y pasado de la bioética personalista planteó sin tapujos un buen puñado de retos y dificultades. Ante todo señaló que la actual bioética personalista toma muchos de sus postulados de la filosofía clásica más que de las fuentes personalistas contemporáneas, lo cual suscita un problema importante de coordinación e integración. Señaló, además, que muchos de los conceptos personalistas, al estar desarrollados para la persona adulta normal (como la autoconciencia o la autodeterminación), presentan dificultades para aplicarse a las áreas de debate de la bioética, pues justamente en esos contextos, esas cualidades desaparecen como es el caso de los embriones o las personas en estado vegetativo o terminal. Estimó, sin embargo, que a pesar de esas dificultades, el concepto de persona sigue constituyendo un baluarte imprescindible sobre el que construir una reflexión bioética que no sucumba al relativismo en torno al individuo.

En las siguientes ponencias de la mañana del día 16 se abordaron otras propuestas de autores personalistas como Julián Marías (Guillermo Taberner), Edith Stein (Urbano Ferrer), Leonardo Polo (Juan A. García González) y Xavier Zubiri (Idoya Zorroza).

Por la tarde intervinieron los profesores Cañas (Complutense) y Nicodemo (Università di Macerata), dando lugar a un encendido debate sobre los orígenes del personalismo en el que pudo diferenciarse la postura de aquellos que tienden a extenderlo a posiciones filosóficas pasadas (Cañas, Nicodemo) de aquellos que prefieren afirmar el origen contemporáneo de la filosofía personalista sin perjuicio de que se puedan encontrar raíces en el pasado reciente o remoto (Burgos, Taberner).

A continuación, el prof. Segade, secretario del Congreso, presentó brevemente las Actas del Congreso anterior que, editadas por el prof. Burgos, se han convertido en una publicación titulada: La filosofía personalista de Karol Wojtyla (Palabra, Madrid 2007), que constituye sin duda una aportación relevante a la comprensión de la contribución filosófica del insigne personalista Karol Wojtyla/Juan Pablo II.

En las intervenciones siguientes, coordinadas por el prof. García (Universidad de Montevideo), se habló de educación (prof. Botanch), racionalidad contemporánea (prof. García-Cano) y antropologías contemporáneas, con especial referencia a Polo (Juan Fernando Sellés). Concluyó así la intensa jornada.

La sesión del día 17, que ocupó sólo la mañana, comenzó con una sugerente conferencia del prof. Guzowski (univ. de Lublin) titulada: Antropología de la hospitalidad o el personalismo como sistema, en la que se postulaba una revisión del concepto de solidaridad y el de relación mediante una perspectiva “hospitalaria” que dé razón de ser de una manera más plena de la interrelacionalidad de la persona en el marco de su vida social.

Posteriormente se sucedieron las intervenciones con reflexiones sobre el diálogo (C. Riaza), la relación con el objeto del arte (J. M. Mora), la responsabilidad personal corporativa (J. Abellanas), problemas éticos en la informática (M. Rosario y G. Génova), dignidad de la persona en bioética (P. Taboada) y una interesante aplicación de la perspectiva personalista a la educación humanista de los médicos realizada en la Univ. do Minho (Braga, Portugal) presentada por la prof. Costa.

El Acto concluyó con la ponencia de J. M. Burgos, Presidente de la AEP, La unidad de la humanidad: el concepto personalista de naturaleza humana, cuyo objetivo era doble: explorar la redefinición de un concepto clásico desde una perspectiva personalista y proponer tres vías distintas para poder utilizar este concepto, importante pero problemático, en el interior del personalismo: la unidad de la humanidad (Mounier), la autoteleología (Wojtyla) y la transición a la persona (Wojtyla).

Por último, en la clausura se comunicó que el Congreso siguiente, en febrero de 2008, consistirá en una reunión internacional sobre el pensamiento del insigne filósofo español recientemente fallecido, Julián Marías.

 

Juan Manuel Burgos


Si experimenta inconvenientes al momento de visualizar el archivo a través del navegador, desde el link a continuación puede descargarlo para poder leerlo desde su propia computadora. Click aquí para descargar el PDF